Derecho a la vida

Derecho a la vida

31/12/2021 0 Por Redacción

El derecho a la vida es uno de los derechos más importantes que le son inherentes al ser humano. Esto es debido no sólo por el respaldo de las personas que no se pueden defender por sí mismos, es decir, la protección de la vida de cualquier niño, sino también por cuestiones de libertad individual, ética, política y jurídica.

Es un tema que aborda todos los niveles con respecto al ser humano, ya sea desde un individuo hasta entidades superiores o personas jurídicas, como son cualquier estado, país, poderes públicos, tratados internacionales o instituciones relacionadas.

Parece un tema obvio pero no deja de ser un derecho que está de actualidad ya que en muchos estados este derecho no está garantizado en ningún artículo o artículos.

Por ejemplo, un sector de la población donde siempre está en peligro este derecho es con los refugiados, ya sea de guerra o terrorismo.

Estas personas normalmente huyen de un país en el que la forma de gobierno o por la situación del mismo pone en entredicho la garantía del derecho a la vida mediante violencia o la falta de responsabilidad en lo que a seguridad o justicia se refiere de dicho estado.

En otras situaciones en donde se ve afectado este derecho es con respecto la pena de muerte, que incluso es normal verlo en países desarrollados en los que la existencia de una norma o leyes que castiguen la vida, supone la máxima pena con el objeto de poner fin a conductas o personas altamente disruptivas para la sociedad, es decir, que hayan cometido alguna violación de normas que suponga la muerte de otros seres humanos o vejaciones de cualquier otra índole y reincidente.

Aunque la pena de muerte es un tema que daría para otro artículo debido a todos los aspectos sociológicos que implica a cualquier ciudadano; para este artículo nos centraremos en el derecho a la vida y la dignidad de la persona.

Vamos a desarrollar este concepto analizando este derecho sobre los datos, información y cuestiones que tiene adheridos de manera implícita., lejos de cualquier opinión subjetiva e intentado dejar de lado cualquier tipo de interpretación. Puesto que hay normas que no la necesitan.

¿Qué es el derecho a la vida?

Lo primero que tenemos que preguntarnos es qué es el derecho la vida. Hay que dar primeramente una definición concisa y adecuada para poder trabajar sobre ella.

La definición según la Real Academia Española (RAE) es:

Derecho de toda persona a su existencia, así como a recabar la protección de las autoridades frente a actuaciones de los poderes públicos o de terceros que la amenacen o pongan en riesgo.

Como vemos, en esta definición no hace distinción entre las personas, sea niños o adultos, sin importar el sexo, educación o nivel socio-económico.

Al ser una definición simple, abarca todo el espectro del ser humano sin discriminar a nadie. Esencial para un derecho tan importante como éste y que la violación del mismo, supondría una gran consecuencia.

El derecho a la vida está ampliamente amparado con muchos tratados tanto nacionales como internacionales, llegando a ser una cuestión de salud pública y además, forma parte de los derechos fundamentales tales de cualquier país o entidad supranacional.

La integridad física y moral

El derecho a la vida no sólo hace que la vida sea inherente en el niño o adulto por el mero hecho de ser humano, sino también va asociado a otro derecho que es el derecho a la integridad física y moral.

Este derecho protege a la persona contra cualquier atentado físico y moral.

Dicho de otro modo, se trata de un artículo que defiende la inviolabilidad de cualquier individuo del mundo. Desde la protección frente a lesiones físicas hasta la espirituales, pasando por los bienes.

Como vemos, este derecho otorga un significado integral de protección del ser humano.

Además, al tratarse de un derecho fundamental, la protección del mismo viene responsabilizada por el Tribunal Constitucional, órgano de máxima responsabilidad y seguridad en cuanto a derechos fundamentales se refiere.

Pena de muerte

Para entender la pena de muerte, primeramente hay que hablar un poco de su origen, del por qué surgió y con qué fin.

La pena de muerte originalmente se desarrolló en la antigua Roma, se aplicó en delitos de lo que hoy se conoce como delitos de alta traición o traición a la patria.

Aunque con el tiempo, fue cayendo en desuso por su propio peso, la reutilizarían después posteriores emperadores.

Tenía diversos métodos de ejecución, como lapidación u hoguera (en sus orígenes) y fue evolucionando según los recursos del momento histórico pertinente, como la guillotina, silla eléctrica o inyección letal.

Actualidad sobre la pena de muerte

Según datos oficiales de diversos artículos de Amnistía Internacional, en la actualidad todavía siguen existiendo países que mantienen la pena de muerte: 102 países la han abolido frente a 55 que lo mantienen.

Algunos de estos países que lo mantienen son: Arabia Saudí, China, Irak, Egipto o Corea del Norte entre otros.

Aunque esta misma entidad, en 2020 registró casi 500 muertes por ejecución en más de 15 países, aunque las condenas a penas de muerte de ese mismo año llegan casi a 1.500 en más de 50 países.

La defensa de los Derechos Humanos

Como hemos mencionado anteriormente, el derecho a la vida es un derecho de los derechos humanos inherente a todo individuo, es decir, está vinculado al mismo y a su dignidad sin excepción alguna sin que no haya acuerdo en la protección de ello.

En este sentido, numerosos organismos internacionales amparan el derecho a la vida. Este derecho junto a otros, implica no ser matado, es decir, que expresa mediante su artículo, la prohibición de matar a una persona, de arrebatarle la vida.

Desarrollo del niño

El derecho a la vida en niños implica el desarrollo de los mismo en libertad, paz y buena salud. Asegurándose cada país la garantía de este derecho.

Para la protección de los niños, es primordial que el país se encuentre en estado de paz, ya que la guerra imposibilidad la consecución de este fin.

Existen indicadores que permiten medir el desarrollo infantil:

  • Médicos cada 1000 habitantes
  • Tasa de vacunación
  • Acceso a servicios sanitarios de maternidad e infantil
  • Ración de alimentos por habitante
  • Seguridad alrededor del niño

Entre otros indicadores que miden el desarrollo de los niños en todo el mundo.

Tratados internacionales y el derecho a la vida

El derecho a la vida está acuñado en diversos acuerdos y tratados internacionales de todo el mundo como: la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, Convenio Europeo por los Derechos Humanos, etcétera.

Justamente en la declaración de los Derechos Humanos, el derecho a la vida está plasmado en el artículo 3 del mismo manifiesto.

Punto de vista de la Iglesia Católica

La Iglesia Católica siempre ha mantenido una postura en pro al derecho a la vida y contraria a la pena de muerte o variantes del mismo, como el suicidio, eutanasia, aborto o la propia condena a muerte.

España y su disposición al derecho a la vida

En España, al ser uno de los países que integra la Unión Europea, también defiende los derechos humanos y más concretamente desde la Constitución de 1.978.

Constitución Española

En la Ley de leyes, entre los 169 artículos que lo compone, el artículo 15 defiende el derecho a la vida, pero no sólo eso, sino también la integridad física y moral de cada ciudadano.

Concretamente, el artículo en cuestión dice:

Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.

Tribunal Constitucional

El Tribunal Constitucional es la máxima autoridad en cuanto a defensa de la Constitución se refiere, y ésta, incluye la defensa de los derechos fundamentales y no fundamentales, entre ellos, el derecho a la vida.

Es por ello, que hacen uso de todo tipo de información, recursos y medios para defender la vida y los otros asuntos que atañen a la Constitución.